Qué son las rebajas, acciones de Push o Pull

 

¿Sabrías dónde clasificar las rebajas dentro de las estrategias push o pull de marketing?

Te aclararemos esta cuestión, pero antes vamos a analizar qué son las “rebajas” y para ello vamos a empezar por ver qué son las promociones en las ventas.

Promoción de ventas.

Las promociones de venta son el resultado de la suma de acciones de comunicación, información y persuasión hacia el cliente para conseguir incrementar las ventas.

El objetivo de las promociones de ventas está en conseguir beneficios a corto plazo. Entre la gran diversidad de beneficios, podemos enumerar la reducción de stock, la ruptura de la estacionalidad, el dar a probar un nuevo producto, el romper con la fidelidad en los clientes de la competencia, etc.

Con las rebajas, las empresas consiguen en una sola acción de venta, todo estos beneficios. Las rebajas se fundamentan en realizar descuentos en productos o servicios de manera temporal, impulsando a los consumidores a comprar. A este tipo de acciones se les denomina en el mundo del marketing con el nombre de acciones push.

Las acciones de Push, como indica su traducción, consiste en realizar acciones de empuje. Es la serie de pasos encaminados a enlazar acciones de comunicación y promoción de la empresa para empujar (en el buen sentido de la palabra) al cliente a que entre en nuestra empresa y compre. Por lo tanto, se basa en el corto plazo, son acciones donde se busca la inmediatez en las ventas.

Por contra, tenemos las acciones de Pull que consisten en realizar acciones de comunicación, donde se busca “tirar” del cliente o atraer al cliente hacia nuestra empresa, es decir, acercar la empresa al cliente. Como vemos, se basa en el medio y largo plazo, son acciones donde se busca la fidelidad del cliente.

¿Cómo aplicar estas estrategias en las ventas?


La repercusión que pueden tener estas acciones de marketing en las ventas puede ser muy beneficiosas. Te damos algunas ideas para llevarlas a cabo:

Para las acciones de Push:

  • Llegar a acuerdos con los intermediarios o distribuidores para “empujar” las ventas.
  • Utilizar una ubicación preferente del producto en el punto de venta.
  • Negociar márgenes comerciales con los diferentes agentes de la cadena, como distribuidores y minoristas, hasta llegar al cliente final.
  • Estar presentes en eventos públicos o ferias empresariales con ofertas específicas.

Para las acciones de Push:

  • Mandar newsletters creativos para generar engagement con nuestros clientes.
  • Crear un blog donde se hable de los productos que ofreces y contenido relacionado con tu negocio.
  • Ofrecer formación o cursos gratuitos, es decir, aporta un valor a tu cliente de manera gratuita.
  • Organiza seminarios o cursos al que puedan asistir tus clientes.

Y tú como vendedor, ¿qué utilizarías en tu negocio?

También te puede interesar: ¿Por qué deberías aplicar la venta consultiva a tu negocio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *